martes, 14 de julio de 2015

New Horizons

Por si no se enteraron, la nave de la NASA "New Horizons" pasó hace unas horas cerca de Plutón (primera vez que una sonda lo hace)
Estas son las increíbles fotos del planeta enano.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

La Luna

La Luna, el cuerpo celeste más cercano a la Tierra. Es, asimismo, un mundo lleno de misterios y curiosidades. Por ejemplo Aitken, en el polo sur, es el mayor cráter de impacto que se conoce en el sistema solar. Estos cráteres son tan profundos que dentro de su cuenca jamás llega el Sol.


link: http://solarsystem.nasa.gov/moon/image-display.cfm?IM_ID=17888

Las fuerzas gravitatorias entre la Tierra y la Luna han ralentizado la rotación de nuestro satélite hasta el punto de que, al día de hoy, éste gira sobre su eje una vez por cada órbita que da alrededor de la Tierra. Lo mismo ha venido a sucederles a casi todos los satélites del sistema solar, y en todos los casos significa que una cara de la luna mira permanentemente a su mundo padre, mientras que la otra cara lo hace siempre en dirección opuesta. Estas mismas fuerzas gravitatorias afectan también a la Tierra. Su efecto más evidente son las mareas que elevan los océanos: se observa un abultamiento considerable cuando el agua es atraída hacia la Luna y un descenso equivalente en la cara opuesta. Con el tiempo, las mareas irán ralentizando también la rotación de la Tierra, hasta el día en que se detenga y quede con una cara mirando a su satélite permanentemente. Los registros fósiles revelan que hace unos 300 millones de años, antes de que empezara el reinado de los dinosaurios, nuestro planeta giraba bastante más deprisa y el día sólo tenía 21 horas.

Orígenes de la Luna: “Teoría de la gran salpicadura”

Antes de que la Tierra estuviera completamente solidificada, un planeta errante del tamaño de Marte (a veces llamado Teia en recuerdo de la madre de la diosa Selene, representación de la Luna en la mitología griega) giraba también alrededor del Sol en una órbita elíptica que cruzaba la de la Tierra. Al final, sucedió lo inevitable y Teia impactó contra la Tierra haciendo trizas el planeta. Teia se evaporó instantáneamente, junto con un pedazo sustancial de la corteza terrestre y del manto, que salieron despedidos y quedaron en órbita en torno a lo que restaba de la Tierra. Con el tiempo, esos restos se fueron agrupando hasta formar el único satélite natural de nuestro planeta.

Fenómenos sin explicar: “Fenómenos transitorios lunares”

Se trata de unas “brumas” claras, de corta duración y a menudo de un tono anaranjado, que en ocasiones oscurecen ciertas zonas de la Luna. Resultan sumamente difíciles de observar. A menudo se concentran en torno a un cráter relativamente joven. Pero hasta el día de hoy, son un misterio.

domingo, 27 de octubre de 2013

Cosmos

Vuelve una de las series emblemáticas para cualquiera que ame la astronomía: COSMOS.

De la mano de Neil deGrasse Tyson iremos de paseo a través del universo en 13 capítulos.



El viaje comienza en el 2014


...emoción.

viernes, 4 de octubre de 2013

SPUTNIK-1

A las 23hs de Moscú, un 4 de Octubre de 1957, la radio de la capital anunciaba un boletín que sorprendería al mundo entero: El primer satélite artificial había sido lanzado con éxito. Su nombre era SPUTNIK (“Compañero de viaje”).

fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Sputnik_asm.jpg

El aparato transmitía señales de radio que se usaron para estudiar la densidad de la atmósfera superior. Alcanzó una altura de 947km en su punto más elevado y viajaba a una velocidad de 28,000 km/h dando una vuelta alrededor del planeta en tan solo 96 minutos.

La superficie exterior era una aleación de aluminio que brillaba como un espejo, esto permitía una excelente reflexión de la luz solar haciendo que sea de fácil visualización óptica desde la Tierra. El plano orbital de la trayectoria permitía que el satélite sobrevolara gran parte del globo. Con esto los rusos se aseguraron que su victoria sea conocida por la mayor cantidad de países posibles.

Finalmente el Sputnik volvió a la Tierra el 4 de Enero de 1958

viernes, 14 de septiembre de 2012

Venus, el planeta prohibido.


Fuente: http://nssdc.gsfc.nasa.gov/photo_gallery/photogallery-venus.html

También conocido como el lucero tanto en el crepúsculo como en el amanecer, Venus es el planeta más cercano a la Tierra aunque también es el más lejano.

Se puede observar tan nítidamente por su capacidad de reflejar la luz que es del 76% siendo este el porcentaje más alto del sistema solar. Esto se debe a que Venus está constantemente cubierto de nubes. Las que están compuestas en mayor parte por Dióxido de Carbono, seguido de Nitrógeno y contiene gotas de ácido sulfúrico.

Como dato anecdótico: La Tierra tiene aproximadamente la misma cantidad de dióxido de carbono que Venus, pero está encerrado en carbonatos que están debajo de los océanos. De no haber ocurrido esto, el destino de ambos planetas hubiera sido el mismo.


Fuente: http://nssdc.gsfc.nasa.gov/photo_gallery/photogallery-venus.html

La primera sonda en aterrizar sobre su superficie fue Rusa (Proyecto Venera), la cual reportó temperaturas de 475 ºC y una presión de más de 90 atmósferas antes de derretirse después de tan sólo veinte minutos (una presión de 90 atmósferas equivale a la presión que se sentiría en el mar a 90 metros de profundidad). Sin embargo la temperatura del planeta disminuye rápidamente con la altura: a 100km es de -90ºC.

Datos extraños

Una de las características particulares de Venus es que es el único planeta que gira en sentido contrario, esto quiere decir que el Sol va de Oeste-Este (al contrario que en la Tierra para los más perdidos). Además su velocidad de rotación es extremadamente baja, tanto que tarda casi lo mismo en girar sobre sí mismo que dar una vuelta alrededor del Sol.

Un campo magnético planetario es generado por el movimiento de las diferentes aleaciones de hierro que contiene el núcleo del planeta. Este campo es el que protege por ejemplo a la Tierra de la radiación solar y los rayos cósmicos. La composición de Venus es todavía asunto de debate, pero siendo un objeto tan similar a la Tierra trae confusión que este planeta no posea un campo magnético medible.

Datos de Venus:

Distancia mínima al Sol: 107.5 millones de km.
Distancia máxima al Sol: 108.9 millones de km.
Diámetro: 12104 km.
Período de rotación: 243 días (Retrógrado).
Período de traslación: 225 días.
Masa: 0.1850

jueves, 19 de julio de 2012

Lugares de aterrizaje del Apolo

Les acerco la página de la cámara del orbitador de reconocimiento lunar (O LROC en su siglas en inglés)


Link: http://featured-sites.lroc.asu.edu/

En la opción "Flip book" se puede ver una secuencia de imágenes de las bases del módulo lunar que quedaron varadas en la Luna una vez que los astronautas se marcharon.

sábado, 5 de mayo de 2012

Super Luna

La Luna llena, que estará en su perigeo (punto de la órbita más próximo a la Tierra) el 5 al 6 de mayo, será hasta un 14% más grande y un 30% más brillante que otras Lunas llenas de 2012.

lunes, 30 de enero de 2012

Como diferenciar una estrella de un planeta a simple vista.

Después de mucho tiempo volvemos con un post. Estamos preparando algunas novedades pero por el momento estamos trabajando “detrás de bambalinas” por así decirlo.

Hoy vamos a ver algo práctico y es básicamente lo que dice el título: ¿Como hacer que las chicas/os mueran a tus pies desplegando conocimientos de Astronomía? Simple, llevas al objeto de tu deseo a alguna terraza (o una calle de casas), mirás hacia el infinito del cielo y levantando tu dedo índice hacia la posición correcta decís:

     -¿Ves esa estrella de ahí?
     -Si –Responde con sus ojos entornados de amor
     -No es una estrella, eso… es un planeta

Y listo, levante asegurado.

Pero para hacer las cosas bien hay que saber donde apuntar.

Lo primero que hay que hacer es ubicar más o menos donde está la eclíptica (el camino que hace el Sol al recorrer el firmamento). Esto lo haces fácilmente ubicándote donde estás (o sino un fácil Este-Oeste y 45º pa´ arriba). Listo, ya sabés donde está la eclíptica


Foto: http://www.nreda2.com/

¿Cómo sabés distinguir una estrella de un planeta?

La atmósfera de nuestro querido y delicado planeta es una masa de gas en constante turbulencia. Por lo tanto es mirar a través de algo que se mueve y distorsiona la luz.
Las estrellas, como todos sabemos se encuentran lejos de nosotros, por lo cual su luz es seriamente “dañada” al pasar por la atmósfera y las vemos titilar.
En cambio los planetas, que reflejan la luz del astro rey, se encuentran a una distancia mucho, muchísimo menor y por lo tanto los vemos como puntos fijos en el firmamento.

Sino miren esta foto que saque con un celular (y por lo tanto es de muy mala calidad).



Ahora ¿Cómo saber que planeta es? Bueno, son cinco los planetas que se conocían en la antigüedad: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Obviamente porque se podían ver a simple vista.

Mercurio es casi imposible de ver y está muy pegado al Sol. Por lo tanto no vas a quedar como un winner si lo nombras.

Venus es nuestro querido lucero (tanto del alba como del atardecer) y es el más fácil de reconocer por ser la primera “estrella” que se ve cuando se pone el Sol.

Marte es también complicado de distinguir, salvo que sepas que esa noche está cruzando por el cielo y busques, dentro de la eclíptica, una estrella roja.

Los que te van a hacer ganar el podio son Júpiter y Saturno. Ambos brillan mucho y es fácil de ver que no titilan.
¿Cómo saber cual es cual una noche cualquiera?
Suerte, tampoco es que tu medio tamarindo va a saber corregirte. Y si lo sabe… cerrá la boca y dejá que te explique algo de astronomía.

jueves, 10 de febrero de 2011

Usted está aquí.

“Mira de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es casa. Esos somos nosotros. En ella están todos los que amas, todos los que conoces, todos que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y cada padre, niño esperanzado, inventor y explorador, cada maestro de la moral, cada político corrupto, cada "superestrella", cada "líder supremo", cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí, en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol. "



La Tierra fotografiada desde la nave espacial Voyager 1, mientras salía del sistema solar en 1990.
La Tierra está casi a 4 billones de millas (18.5 billones de Km) de distancia en esta imagen.

Fuente: http://kmerino.tumblr.com/

miércoles, 12 de enero de 2011

Un objeto oscuro de mayor tamaño que Júpiter acecharía en la nube de Oort

Un estudio teorico sugiere una vez más la existencia de un compañero del Sol. No sería la esquiva estrella Némesis, sino un planeta al que han bautizado Tyche

No se trata de ningún planeta enano como Plutón, no. El Sistema Solar tendría un nuevo invitado: un gigantesco planeta con cuatro veces la masa del gigantón Júpiter, si se confirman nuevos cálculos de John Matese y Daniel Whitmire, físicos de la Universidad de Louisiana.

Su sitio de residencia, obvio, no es el Sistema Solar que más conocemos, sino la Nube de Oort, una región del espacio ubicada a un año luz de nosotros, ubicada aún más al exterior del cinturón de Kuiper, donde ya se han encontrado algunos cuerpos planetarios, como Eris, Makemake y Sedna.

Estos físicos de la Universidad de Louisiana detectaron anomalías en la distribución de cometas que sugieren que al menos un 20 por ciento de ellos sufren el tirón gravitatorio de un enorme cuerpo, al que denominaron Tycho.



La Nube de Oort se encuentra en los límites del Sistema Solar. Es una extensa región casi esférica de la cual procede la mayoría de los cometas conocidos: albergaría entre 1.000 millones y 100.000 millones de estos llamativos viajeros celestiales. Muchos de esos cometas son enviados al Sistema Solar interior por diversas fuerzas.

La influencia sobre esa cantidad de cometas se explicaría por la existencia de un gran cuerpo, un planeta varias veces más masivo que Júpiter, que tendría 318 veces la masa de la Tierra y 2,5 veces la masa de todos los otros planetas del Sistema Solar.

El estudio de los físicos fue publicado en Icarus, dedicado a la difusión de estudios del Sistema Solar, y publicación oficial de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana.



Al realizar un análisis dinámico y estadístico de esa remota región, encontraron una serie de anomalías que se podrían explicar gracias a la presencia de un gran cuerpo. Esta posibilidad había sido propuesta por Matese en 1999, sólo que ahora, con un mayor número de cometas conocidos, los cálculos pueden ser más precisos.

“Los resultados apoyan la conjetura de que existe una compañía con una masa de 1 a 4 Júpiter orbitando en la región más interna de la Nube de Oort exterior”.

Ese cuerpo habría sacado a Sedna del cinturón de Kuiper, otra región del Sistema Solar, situada a entre 38 y 100 veces la distancia Tierra-Sol. Sedna mide de 1.180 a 1.800 kilómetros de diámetro.

Aunque existe la necesidad de confirmar otros datos para afirmar la hipótesis del lejano planeta, los autores creen que con el Wide Field Infrared Survey Explorer (WISE) lanzado hace poco, se podría detectar con facilidad el sugerido cuerpo.

Tyche es diferente a la hipótesis Némesis, reconocida a mediados de los años 80, que sugería que existía, o existe, una pequeña estrella compañera del Sol, posiblemente una enana marrón, que provocaría cada millones de años desastrosos efectos en la Tierra.



Una enana marrón es un objeto de masa subestelar, que no puede mantener reacciones nucleares continuas y que tendría de 75 a 80 masas de Júpiter.

De la hipótesis Némesis, propuesta por R. A. Muller, Piet Hut y Mark Davis, se desprende que nuestro Sol sería parte de un sistema binario. Esa enana marrón tendría una órbita de decenas a millares de veces más distante que la de Plutón, y cada 26 a 34 millones de años pasaría cerca de la Nube de Oort, desestabilizándola y produciendo una lluvia de cometas hacia el Sistema Solar, que sería responsable de las extinciones periódicas de vida que ha sufrido la Tierra.

Némesis no fue encontrada. ¿Se hallará a Tyche? Habrá que ir apostando.

Fuente: http://axxon.com.ar/noticias